La historia de la vida

Cuando vas llegando a los 70 y comprendes que has vivido más de lo previsto, inicias una nueva forma de vivir. Sin prisa, un día a la vez, buscando dejar una huella y alcanzando las ilusiones y metas que te fueron esquivas: el viaje a tierra santa, el mes en París, la colección de Estampillas abandonada en un rincón de la casa, ver caminar y hablar a tu pequeña nieta, leer los últimos 45 libros que se quedaron en la biblioteca por tu problema en los ojos. Plantar la huerta y el jardín… Reescribir todas tus notas. Preparar nuevamente unarroz en paella, una hora de clase, un debate profundo sobre lo humano… Y dejar algo de dinero en el banco, para que sea más fácil la perdida para los tuyos..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s